Planès es un pueblecito de montaña con menos de 50 habitantes situado en el departamento francés de los Pirineos Orientales, dentro del Parc Naturel Regional des Pyrénnées Catalanes . Se encuentra en el límite entre el Haut Conflent y la Cerdagne, a 25 km de Puigcerdà (España) y a 50 km del Pas de la Casa (Andorra). Dos sendas de largo recorrido (el GR10, senda transpirenaica, y el GR36, camino que cruza Francia de norte a sur) pasan por el pueblo. La vía ferroviaria del pintoresco Train Jaune (tren amarillo) y una antigua vía romana pasan un quilómetro más abajo, dentro de la garganta del río Têt.

Planès tiene una iglesia románica del s.XI remarcable por su arquitectura original, uno de los numerosos ejemplos de románico primitivo que pueden verse en la Cerdagne. En el valle de la Têt y camino del Roussillon, están las célebres abadías de St. Martin du Canigou y St. Michel de Cuixà, y los prioratos de Serrabonne y de Marcevol.

A sólo 5 km del pueblo se encuentra Mont-Louis, 'la villa fortificada más alta de Francia'. Obra de Vauban, arquitecto militar del rey Luís XIV, la ciudadela se construyó poco después que se firmara el Tratado de los Pirineos. Se suele visitar conjuntamente con otra fortaleza construida por Vauban en Villefranche de Confent, 30 km más abajo, en la confluencia de los valles Têt y Cadi.


La llegada del Train Jaune, a inicios del siglo XX, representó un cambio muy significativo en las vidas de la gente de montaña, facilitando el acceso a zonas más pobladas y abriendo la puerta al turismo. En su día, se trató de una iniciativa modélica desde el punto de vista técnico y de sostenibilidad. De un lado, se construyeron una serie de túneles, puentes y viaductos para conectar Villefranche de Conflent con la Tour de Carol; del otro, se implantó un conjunto de pequeñas centrales hidroeléctricas a lo largo de su recorrido para alimentar los trenes, con el fin que éstos pudieran funcionar en autonomía energética. Hoy, el Train Jaune está reconocido por la UNESCO como patrimonio de la humanidad y continua funcionando, principalmente como tren turístico.

El nivel excepcional de insolación en la zona fue el responsable de otra iniciativa muy interesante en el s.XX: la construcción de dos hornos solares y de una central solar termodinámica. El horno más antiguo se construyó en Mont-Louis poco después de la segunda Guerra Mundial; en los años 60, se levantó el de Odeillo, de medidas casi industriales. Y en los 80, se edificó Themis, una central solar destinada a la producción de electricidad. Hoy todas estas instalaciones siguen funcionando y se pueden visitar.

En invierno, la zona es conocida por sus estaciones de esquí alpino y de fondo. El Espace Cambre d'Aze, que agrupa las estaciones de Saint Pierre des Forcats y Eyne, se encuentra a sólo 2 km del Orri y cuenta con 21 pistas y un desnivel de 800 m. Las estaciones de más renombre de Les Angles y Font-Romeu están a sólo 15 km. Para los aficionados al esquí de fondo, hay muchos quilómetros de recorridos trazados dentro de un radio de 15 km; los circuitos en el Col de la Llose y en La Calme (Font-Romeu) son los más conocidos.

letrero en la estación del tren amarillo fuente en el pueblo
la quesería "Cal Rous", 200 m del Orri la iglesia de Planès, románico del siglo XI
el tiempo ha parado en el pueblo vista de Planès en invierno desde el Orri
el otro pueblo de Planès puerta del pueblo cubierta con nieve
RESERVAR PAGAR REGALAR CONTACTAR